Naloxona

 

Naloxona

Lleve naloxona.
Ayude a salvar una vida.

Naloxona (también conocido como espray nasal Narcan® o Kloxxado) es un medicamento que puede salvar la vida de alguien si está teniendo una sobredosis de opioides, ya sea un analgésico opioide recetado, heroína o un medicamento que contiene fentanilo.

La naloxona bloquea y revierte rápidamente los efectos de una sobredosis. Se nota que está funcionando porque rápidamente ayuda a una persona a respirar normalmente. No es un tratamiento para la adicción a los opioides.

Los signos de una sobredosis de opioides incluyen:

  • Estar inconsciente
  • Respiración muy lenta o poco profunda
  • Cuerpo inerte
  • No responde cuando se le llama, toca o agita

Lleve naloxona con usted todos los días. Puede ser el primero en responder. Puede salvar una vida.

Haga clic en cada de las siguientes preguntas para aprender más sobre la naloxona.

Está disponible en muchas farmacias con o sin prescripción personal. Encuentre lugares en su comunidad utilizando los mapas de nuestras páginas comunitarias.

Cada comunidad que participa actualmente en el Estudio HEALing Communities tiene un mapa con los recursos locales, incluidas las farmacias y otros lugares que suministran naloxona.

¿No ve su comunidad en nuestra página web? Utilice los siguientes recursos para encontrar naloxona en su estado.

¿No puede encontrar un lugar cerca a usted que tenga naloxona? Es posible que pueda pedirlo por correo en NEXT Naloxone (no disponible en MA).

Si usted o un ser querido luchan contra una adicción a opioides, debe tener naloxona a mano. Pida a sus familiares y amigos que la lleven e infórmeles dónde está su naloxona en caso de que necesiten usarla.

Las personas que previamente usaron opioides y que han dejado de hacerlo tienen un mayor riesgo de sobredosis. Esto incluye a personas que completaron un programa de desintoxicación o que recientemente salieron de la cárcel, de un centro de tratamiento residencial o del hospital. Estas personas ahora tienen menos tolerancia a los opioides y pueden sufrir una sobredosis más fácilmente.

Cualquier persona—incluido usted—puede administrar naloxona a alguien que está teniendo una sobredosis de un analgésico opioide recetado, heroína o un medicamento que contiene fentanilo. El espray nasal Narcan® o Kloxxado es un medicamento listo para usar, sin agujas, que se puede usar sin ninguna capacitación especial. No requiere ensamblaje y se rocía en una fosa nasal mientras la persona está acostada boca arriba. El atomizador es pequeño y puede caber en su bolsillo, cartera o guantera. Lleve dos atomizadores en caso de que se necesite una segunda dosis.

Llevar naloxona no significa que usted esté alentando a las personas a usar indebidamente opioides u otras drogas. Simplemente significa que está listo para salvar una vida si alguien sufre una sobredosis.

Para obtener más información sobre las leyes que protegen a las personas que prescriben, cargan y utilizan naloxona, visite el sitio web del Sistema de Políticas contra el Abuso de Medicamentos Recetados.

Naloxona es muy segura y salva vidas. Puede administrarse a cualquier persona que presente signos de sobredosis de opioides, incluso si usted no está seguro de que hayan consumido opioides. La naloxona no es adictiva y no se puede usar para drogarse.

El espray nasal Narcan® o Kloxxado es un espray nasal fácil de usar que viene con dos frascos de espray (atomizadores) por si se necesita una segunda dosis. En la caja hay una guía de uso rápido que da instrucciones y que debe leerse con antelación. Las personas que reciban kits de naloxona que incluyan una jeringa y ampolletas o viales de naloxona deben recibir un breve entrenamiento sobre su uso.

Naloxona

  • Ha demostrado ser extremadamente seguro, sin efectos negativos en el organismo si la persona no ha consumido opioides;
  • También puede utilizarse en mujeres embarazadas en situaciones de sobredosis; y
  • No causa ningún efecto secundario que ponga en peligro la vida.

Las personas con dependencia física de los opioides pueden manifestar signos de abstinencia minutos después de recibir naloxona, pero esto es normal y es una buena noticia porque significa que la naloxona está ayudando a que la persona vuelva a respirar. Los síntomas de abstinencia normales pueden incluir dolores de cabeza, cambios en la presión arterial, ansiedad, aceleración de la frecuencia cardíaca, sudoración, náuseas, vómitos y temblores. Estos síntomas no ponen en riesgo la vida, pero pueden ser molestos.

Actualmente existen dos productos de naloxona en espray nasal que en general funcionan igual: espray nasal Narcan® o Kloxxado. Empiezan a funcionar a los pocos minutos de su administración y deben ayudar a la persona a despertarse y a respirar de nuevo. Después de administrar una sola pulverización en una fosa nasal, ponga a la persona en posición de recuperación, de lado, con los brazos hacia delante y la pierna superior flexionada a la altura de la rodilla delante del cuerpo, algo parecido a la posición para dormir. Puede encontrar más instrucciones en la caja del producto, o en línea buscando »posición de recuperación.«

  • Si la persona no responde a la primera dosis de naloxona en dos o tres minutos, se debe administrar una segunda dosis, después de ponerla de nuevo boca arriba.
    • Importante: Si se utiliza un espray nasal, una segunda dosis requiere un segundo frasco de espray (atomizadores).
  • La naloxona actúa entre 30 y 90 minutos, pero como muchos opioides permanecen en el cuerpo durante más tiempo, es posible que una persona muestre signos de sobredosis después de que la naloxona haya dejado de hacer efecto. Por lo tanto, uno de los pasos más importantes es llamar al 911 para que la persona pueda recibir atención médica para controlar su respiración y tratar estos posibles efectos. Espere a que llegue el personal de emergencia y asegúrese de informarles sobre los productos y las dosis que le dio al paciente. Asegúrese de desechar todos los frascos de espray y productos de naloxona usados.